Los usuarios ya pueden disfrutar del nuevo sistema de cerrado por candado, instalado en algunas de las taquillas del Complejo Deportivo Guillermo Molina Ríos. 

El Instituto Ceutí de Deportes continúa renovando sus instalaciones con la mejora del sistema de cerrado de las taquillas. A partir de esta semana, los usuarios de la piscina ya pueden disfrutar del cierre por candado en algunas de las taquillas de la zona de la piscina. El cambio será gradual para facilitar la adaptación y causar el mínimo impacto en el día a día de los usuarios.

Para la utilización de estas taquillas, los usuarios solo tendrán que traer un candado con el que cerrar la taquilla y asegurar sus pertenencias. Una vez finalizada la actividad, deberán dejar la taquilla vacía y sin candado para el posterior uso de otros deportistas. Un sistema sencillo que ofrece la opción de traer candados de combinación y evitar tener que guardar llaves durante la práctica deportiva.

Durante la época estival, el ICD ha realizado diversas labores de mantenimiento en las instalaciones. Entre ellas: ha actualizado los sistemas de tornos de las entradas, ha renovado los motores de la sala de calderas, ha pintado todas las zonas de los diversos pabellones, ha instalado zonas de aparcamiento de bicicletas en las entradas del edificio y ha realizado labores de desinfección y desinsectación en el edificio.